¿La batería de tu notebook dura poco? Probá con estos tips

nada

Pese al éxito de los teléfonos inteligentes, y de la gran capacidad que tienen estos pequeños dispositivos, para algunas cosas las computadoras clásicas siguen siendo nuestra mejor herramienta. Las notebook en particular, y especialmente para quienes trabajamos de un lugar al otro y necesitamos de esa oficina móvil que todo lo puede.

Pero si hay algo en lo que la mayoría de las notebooks siguen quedándose cortas, es en la autonomía de sus baterías. Exceptuando algún que otro modelo más que costoso, generalmente las notebooks modernas incluyen baterías de 4 ó 6 celdas, y no aguantan más que tres horas encendidas hasta que necesitan de un cargador. Tres horas está muy bien, no me malinterpreten. Es tiempo suficiente para completar un trabajo de varias páginas, navegar en la web o incluso mirar alguna película. El problema es que muchos usuarios nos encontramos con que nuestras notebooks nuevas no llegan ni a la mitad de ese tiempo cuando en realidad deberían. ¿Qué sucede? ¿Está roto el equipo?

No necesariamente. Si bien nunca estamos exentos de que nos toque un dispositivo defectuoso, las baterías de las notebooks son muy sensibles a distintas condiciones, algunas de las cuales pasan por el software. Hoy queremos contarte algunas de las cuestiones más importantes que hacen a la duración de la batería de tu equipo.

 

Apps, apps, apps…

Comencemos con lo más elemental: ¿Cuántas aplicaciones estás ejecutando en tu máquina mientras está en batería? Muchos usuarios dirán “solo abro el navegador de Internet”, y puede que sus afirmaciones sean correctas, ya que sólo han abierto ese programa, pero es muy probable que Windows esté auto arrancando varias aplicaciones inútiles (como utilitarios incluidos por el fabricante) y esto esté agotando más rápido la carga de nuestra computadora. Recordá que cada programa abierto genera un proceso activo que el sistema operativo debe administrar, esto consume CPU y por ende energía eléctrica. Mientras más programas estén abiertos menos durará la carga (Aún si no hacemos nada con ellos o los tenemos minimizados).

¿Cómo hacemos para identificar los programas que arrancan con nuestro Windows?

Si tenés Windows 8 o Windows 10:

Hacé clic con el botón derecho del mouse en la barra de tareas y elegí Administrador de Tareas o presiona Ctrl + Alt + Supr en el teclado y elige Administrador de Tareas entre las opciones.

Se abrirá un cuadro de diálogo con las tareas en curso, probablemente sea un cuadro pequeño y sin pestañas de opciones. Si no ves ninguna hay que hacer clic en MÁS DETALLES. Una vez que hagas clic en MÁS DETALLES se expandirá el Administrador de Tareas y veremos distintas pestañas, la que nos interesa es INICIO, por lo que haremos clic en ella.

Dentro de INICIO veremos todas las aplicaciones que arrancan con la PC. Haciendo clic con el botón derecho del mouse sobre una opción podremos DESHABILITAR cada app para impedir esto. No hay peligro en deshabilitar programas del inicio del sistema utilizando este método. Si algo fuese necesario podremos volver a habilitarlo siguiendo los mismos pasos.

 

Si tenés Windows 7 o Windows XP

Hacemos clic en INICIO y luego en EJECUTAR. Allí escribimos (sin las comillas) “msconfig” y presionamos ENTER. Si no aparece la opción EJECUTAR en el menú de INICIO podemos presionar la tecla de Windows y la R en el teclado y eso abrirá el cuadro de ejecución de comandos.

Dentro de la utilidad MSCONFIG veremos varias pestañas. Es importante no tocar nada que no sea lo detallado aquí. Si vamos a la pestaña INICIO veremos la lista de programas que arrancan con el sistema. Destildamos todo lo que no queramos que se inicie con la máquina. Si alguna app o servicio dejase de funcionar después de realizar este cambio podremos volver a este mismo cuadro y re-tildar cualquier opción que hayamos apagado.

 

El brillo siempre al mínimo

Brillo_Windows10_Centro_ActividadLa pantalla de la notebook es el componente que más energía eléctrica consume. Más que el disco, más que el CPU y más que la lectora (en caso que tu notebook aún tenga una). Si bien los paneles LED que se fabrican desde hace varios años han reducido considerablemente el consumo, la pantalla sigue siendo el mayor enemigo de nuestra batería.

El brillo de tu notebook debería estar al mínimo posible para que puedas trabajar con normalidad. No siempre es necesario tenerlo al 50%, a veces si estamos en una habitación oscura con un 10 o 20% será suficiente, y ganaremos preciados minutos de autonomía. Varias máquinas modernas poseen un sensor que ajusta el brillo automáticamente según es necesario.

 

 

 

Antenas innecesarias apagadas

674d9114-3007-4066-9452-f3e54dc88b73Si vas a estar escribiendo en Word un largo rato y no necesitas de conexión a Internet tal vez te convenga apagar la antena WiFi del equipo. Muchas notebooks tienen un botón dedicado para la antena inalámbrica, y otras marcan en el teclado el símbolo de la WiFi para controlarlo mediante estas teclas.

Si tenés Windows 10 también podés apagar las antenas de tu notebook utilizando el Modo Avión integrado, el cual podés encontrar en la barra de notificaciones del sistema. Recordá que al utilizar este modo también se apagará la función de Bluetooth.

 

 

Desconecta cualquier accesorio

Conexi%C3%B3n-USB-notebookMouse inalámbrico, base refrigerante, parlantes USB, discos externos y cualquier otro dispositivo que se encuentre conectado a nuestra notebook está consumiendo algo de su energía eléctrica.

El uso de equipamientos que utilicen el USB de la notebook implica que nuestra carga dure menos, y que debamos volver al cargador con mayor urgencia.

 

 

 

 

 

TIP GOOGLE CHROME:

Este suele ser un tema bastante polémico que despierta enojos en muchos usuarios. Todos disfrutamos de Google Chrome, es sin lugar a dudas el navegador preferido del mundo (pese a las excelentes alternativas como Firefox u Opera). Pero aun cuando Chrome es genial, se encuentra extensamente documentado que su consumo de CPU y memoria es excesivo, y más que perjudicial si una computadora está corta de recursos de hardware. En las notebooks esto puede ser un grave problema, especialmente si utilizamos muchas pestañas abiertas en simultáneo. Claro que no vamos a dejar de usar Chrome si necesitamos hacerlo, pero es bueno recordar que todas esas extensiones que agregamos al programa, y cada una de las pestañas abiertas, genera un proceso que consumirá CPU, y por ende energía eléctrica. Pestañas y extensiones: al mínimo en batería.

 

Cuidar la batería es igual de importante

7563.1Una parte importante de mantener la autonomía de las baterías en nuestras notebooks es también saber cuidarlas. No tenemos que ser expertos, ni pasarnos horas leyendo interminables debates sobre cómo es mejor usarlas.

Si tu notebook tiene batería removible, lo más conveniente es que la saques cuando creas que no es necesario usarla, y puedas vivir conectado con el cargador (aún si se corta la energía eléctrica). Sacarla no necesariamente significa dejar de usarla por completo. La batería necesita que sus ciclos de carga se cumplan eventualmente, por lo que no deberías pasar mucho tiempo sin que esté enchufada. Con una vez a la semana alcanza y sobra.

Tratá de evitar que la batería llegue a 0%. Idealmente deberíamos mantener la batería en un rango que oscila entre el 40 y el 80 por ciento de carga, enchufando el equipo para que llegue a 100.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

Pic Stitcher te permite hacer capturas completas de tus chats o sitios web
Tres formas de encontrar archivos perdidos en Windows 10
¿Cómo chequear la salud de la batería de tu celular?
PDFMate te permite proteger tus archivos en PDF con contraseña
antivirus para PC Windows
5 antivirus perfectos para PC con Windows
Aprende a jugar a Pokemon GO con la pantalla apagada