#TecnoFácil: smartphones y tablets rotos ¿Conviene repararlos?

nada

Hace un par de años un amigo vino con su iPhone 4, el cual pese a estar en condiciones de nuevo y con pocos meses de uso, tenía el botón Home defectuoso, por lo que al presionarlo: nada pasaba. En Argentina no existen tiendas Apple oficiales, por lo que el acceso al servicio técnico en caso de un problema pasa por la buena o mala suerte que tengamos de encontrar un comercio especializado en realizar estas reparaciones. Nos costó en su momento unos $400 reparar un equipo que tenía aproximadamente un año de uso y estaba algo de $4000 en un operador local, por lo que la solución implicaba el 10% de su valor total.

Cuando tenemos la mala suerte de que un smartphone o tablet presente una falla nos encontramos con esta misma problemática: hasta donde conviene su arreglo. En los últimos 7 años los negocios y profesionales particulares dedicados a reparar tecnología móvil se han multiplicado, mientras que cada vez son más los dispositivos touch que cargamos con nosotros.

“Antes eran solo PCs y Notebooks, pero ahora la gente te viene con smartphones, tablets, GPSs y hasta relojes touch. Nosotros no reparamos nada de eso, y lo estamos pensando, porque es más que necesario ofrecer ese servicio. Pibes con un taller en la casa están facturando casi lo mismo que un servicio técnico de computadoras.”

Esto nos cuenta Leandro, que trabaja en una casa de informática en La Plata, zona en la que es clara la necesidad de mayores centros de reparación para estos equipos, y donde se aprecia que hay un mercado no satisfecho.

Analizá el valor del equipo vs el repuesto vs la utilidad

Si tu smartphone o tablet tiene rota la pantalla lo primero que deberías determinar es el precio del repuesto. Buscá en sitios de compra venta como MercadoLibre u OLX el valor de la pieza sola, sin colocación. Calculá la diferencia entre el precio que pagaste el dispositivo y lo que cuesta el repuesto. ¿Ronda el 10% o 15%? Estás sobre un caso típico y no muy fuera del margen coherente de inversión. 

Pero a veces te encontrás con sorpresas. Por ejemplo, el Samsung S5 es un equipo que nuevo liberado se comercializa en los $14.000 en nuestro país. El repuesto original de su pantalla ronda los $3000, un 20% del valor del equipo. Y esto no es nada, hicimos el mejor de los cálculos tomando el precio que vimos del equipo en una cadena grande que no cuenta con la mejor oferta para este smartphone. Si vamos a sitios como MercadoLibre podemos conseguir este móvil desde los $8000 libre de fábrica y nuevo, por lo que el repuesto estaría rondando casi el 40% de su valor de venta, una suma que simplemente no justificaría su reparación.

MERCADOrepuestoSamsun

Este análisis es lo primero que deberías hacer antes de correr con el equipo a un centro de reparación. Te recomiendo que sumes el valor de uso del aparato. ¿Qué es esto? Es detenernos a pensar para que usamos el teléfono y si realmente cumple con nuestras expectativas. Si por ejemplo tenés un smartphone que pagaste $4000, el repuesto sale $1500 pero el equipo no andaba bien, se colgaba, te quedaba chico en memoria, la cámara no era lo que esperabas… tal vez sea conveniente dejar pasar una inversión de más del 35% y empezar a ahorrar para uno nuevo. No es lo mismo invertir $1000, $2000 o $3000 en un smartphone de gama alta como puede ser el Samsung S5, a poner la misma plata para arreglar uno de gama baja, ya que el equipo caro podrá durarte un par de años más, no siendo así el caso del más económico. Esto es evaluar el valor de uso.

Siempre repuestos oficiales

Cuando estamos haciendo estas estimaciones tenemos que considerar la calidad del repuesto versus el repuesto “oficial”. Es común querer optar por una alternativa más económica, pero poner cualquier componente en el smartphone o tablet tiene sus consecuencias. Baterías que duran solo un par de horas, pantallas que se ven horribles y hasta problemas de actualización de software son algunos de los inconvenientes con los que nos podemos encontrar.

 

bb“Yo tenía un BlackBerry, ya viejito, pero cuando se me rompió la pantalla decidí repararlo porque la verdad para lo que yo lo uso está bárbaro. Me pedían $800 el repuesto y me pareció muy caro. Lo terminé llevando a otro lugar donde me hicieron todo el trabajo por $300, pero la verdad me arrepentí. La pantalla andaba pero se veía muy mal. Cuando fui a reclamar me dijeron que eran así, que son todas chinas y que no se fabrican más. A los dos meses dejó de andar de nuevo y sentí que había tirado la plata”. Melina – La Plata

 

“Me compré un Nokia Lumia de los primeros que vendían acá. Cuando me cambiaron la pantalla me aclararon que los repuestos no eran originales pero que eran buenos. Luego de reparado, el sistema operativo ya no se actualizó más, por lo que quedé con el Windows Phone 8 y a pesar de haber actualización a la 8.1 yo no puedo aplicarla. Dá siempre error”. Rodolfo – La Plata

La mentira del digitalizador

Hay un problema a nivel mundial con el arreglo de las pantallas de celulares y tablets, y es que los consumidores son engañados respecto a como se debe reparar esta clase de dispositivos.

Todo smartphone o tablet moderno posee una pantalla LCD y por encima de la pantalla se encuentra un vidrio llamado “digitalizador”. Este vidrio es el que nosotros tocamos con los dedos. El componente, mediante unos sensores que tiene incluidos, es el responsable de hacer que el sistema sepa donde estamos tocando, y es lo que se suele romper cuando se nos cae el teléfono, por este motivo es que podemos ver que solo el vidrio se rompió pero todo lo demás sigue andando.

Heat-up-iPad-digitizer-framePor lógica todos creeríamos que es necesario solamente cambiar el vidrio y no la pantalla, pero no, la pantalla está pegada con un adhesivo industrial muy potente al digitalizador, por lo que cuando se rompe es necesario cambiar la pieza completa. En Internet así como en muchos centros de reparación se insiste en un método mediante el cual podemos despegar el digitalizador roto de la pantalla y pegar el nuevo repuesto, gastando el 50% o menos en el arreglo. Los pedazos rotos del digitalizador se quitan utilizando una pistola de calor y mucha paciencia, hasta derretir el pegamento y poder extraer la pieza, que se cambia por otra. Este método en la teoría es posible pero en la práctica suele llevar a que la pantalla se rompa durante el procedimiento. Sin el display el digitalizador solo no sirve. Quienes comercializan repuestos de buena calidad suelen vender la pieza completa, que sí, es más cara pero soluciona el inconveniente sin tantos riesgos. Además de esto las pantallas que fueron sometidas a la técnica de cambiar el digitalizador con pistola de calor, suelen quedar con manchas, imperfecciones visuales o incluso áreas donde el touch no responde adecuadamente.

digitalizadorvspantala

Baterías y botones suelen ser lo más sencillo

XUTOo2NVRjC2lVZX.mediumSi se te agotó la batería o si ya no responde alguno de los botones considérate afortunado/a. Suelen ser las piezas más económicas de reemplazar. Actualmente la mayoría de las baterías que vienen integradas en los smartphones se pueden conseguir a partir de los $400 y en casi ningún caso superan los $700. Los botones son aún más económicos, podés encontrar repuestos por $200, $150 y hasta menos que eso, aunque la mano de obra si dependerá de la complejidad de ensamble del equipo.

Para las baterías, prestá mucha atención: no compres una batería genérica, sólo aceptá una original igual a la que venía con el smartphone o tablet. Las baterías son un tipo de equipamiento que puede llegar a explotar y si no funciona correctamente. No es un repuesto en el que valga la pena ahorrar.

Las Tablets son las más difíciles de reparar

Hablamos con Nicolás de Service Center, un pequeño local en Buenos Aires. Quienes tienen una tablet con la pantalla rota se enfrentan a la gran posibilidad de tener que comprar una nueva. En relación a los smartphones estos dispositivos cuentan con menor variedad de repuestos disponibles, en especial marcas regionales o genéricas: 

“Cuando nos piden arreglar una tablet Samsung o un iPad es fácil conseguir la pieza, pero en muchos casos llegan clientes con equipos de marcas desconocidas que pasan meses y no ubicamos el repuesto, por lo que directamente no las tomamos”.

galaxy

El mismo problema afrontan quienes tienen la oportunidad de viajar y traer una tablet de afuera que aún no se comercializa en el país. 

“Hace un tiempo vino una señora con una Galaxy Tab Pro 4 de 10 pulgadas, es una tablet de Samsung de línea profesional que acá no se vende. El repuesto es casi inconseguible. Y digo casi porque quien lo venda lo cobra una fortuna. Es lo mismo que pasa cuando sale un iPhone nuevo, los repuestos no están, y quien los tiene los cobra el triple de lo que salen”.

Aprender estos datos al mismo tiempo nos convierte en compradores más inteligentes. La próxima vez que vayas a elegir una tablet probablemente por la poca diferencia que había en el precio puedas optar por una marca conocida, buena y que en todos lados ves presente, por lo que al momento de requerir una reparación será más simple ubicar un repuesto.

La calidad de la mano de obra

repairSi bien en los últimos años proliferaron los centros de reparación de tecnología móvil aún existen pocos lugares propios de cada marca donde llevar el aparato. Una de las problemáticas más grandes del costo de reparación es esta, saber en que manos cae. 

Lo ideal es siempre agotar las instancias oficiales. Si compraste tu equipo a uno de los operadores de telefonía móvil, primero contactalos a ellos. Casi todas las empresas poseen un servicio técnico oficial, y aún si tu smartphone no está en garantía puede que te tomen el aparato y te cobren de manera independiente el arreglo, lo cual no está mal si te ofrecen una garantía coherente por el trabajo.

Si el smartphone es libre o tenés una tablet entonces primero andá a la página del fabricante. Buscá la sección de soporte o contacto y si te figura algún número, idealmente llamá. Cada empresa tiene contratos de tercerización de servicios para la reparación de sus productos, seguramente haya alguno en tu área de residencia donde puedas acudir. Aún siendo empresas sub contratadas es mejor elegir estas opciones ya que si tenés algún inconveniente podés reclamar al fabricante que te dirigió al lugar.

No escatimes en la mano de obra. Anteriormente ya habíamos evaluado los costos coherentes de reparación de un equipo roto, si no es un valor excesivo siempre es preferible ir al soporte oficial que pagar un poco más barato y llevarlo a otro lado, te puede ahorrar muchos dolores de cabeza.

La dificultad es una cuestión de origen

Todo este análisis se reduce a entender que hoy día la tecnología que consumimos, por más cara que sea, no está pensada para ser reparada si se rompe, y quienes entendemos la mecánica interna de un smartphone o tablet encontramos transparente esto cuando abrimos los equipos. Todo está tan compactado que es imposible para un humano realizar el trabajo sin probablemente romper algo en el proceso.

desarmephone

Cuando empresas como Apple, Motorola, Samsung y tantas otros conciben sus gadgets hay una vara de ingeniería que debe superarse, donde el equipo tiene que ser más atractivo y más potente que antes en el mismo espacio o incluso en menos, por lo que todos los componentes se hacen más pequeños, delicados y descartables.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

¡Alerta! El celular en la cama es más perjudicial para tu salud de lo que te imaginás
whatsapp
Aprende a enviar imágenes de alta calidad con WhatsApp
instagram
Instagram ahora nos permite publicar Stories pasadas las 24 horas
YouTube Kids se rediseña y trae importante novedades para los pequeños
Google Lens
¿Qué es Google Lens y cómo funciona?
Exprime la función pantalla dividida en Android