Tu próximo celular podría estar desbloqueado, aún si lo comprás en un operador

nada

[dt_gap height=”10" /]

Para muchos de los que tenemos celulares desde hace años ciertas cuestiones son “comunes”. Cuando compramos un teléfono en un operador estamos aceptando un contrato de servicio con un determinado plan, y adicionalmente el smartphone adquirido está bloqueado para la red de dicha empresa, imposibilitando que el cliente utilice una tarjeta sim de otra compañía en ese equipo.

Esto último podría ser algo del pasado, al menos para los clientes de Claro Argentina (por ahora). La filial de América Móvil anunció esta semana que a partir del 20 de Diciembre de este año, todos los teléfonos móviles comercializados desde la empresa comenzarán a entregarse sin bloqueo alguno, por lo que los clientes podrán usar el celular con un chip de cualquier prestadora. Adicionalmente quienes hayan adquirido un teléfono con anterioridad pueden solicitar el desbloqueo en cualquier centro de atención.

[d[dt_gap height=”10" /]p>

maxresdefault

[dt_[dt_gap height=”10" /]

¿Qué significa esto?

Este cambio implica un beneficio inesperado a millones de abonados. Históricamente el bloqueo (también conocido como simlock) era una forma que tenían las compañías telefónicas de retener al cliente. Un usuario no podía cambiarse a otro operador ya que su equipo sólo aceptaba tarjetas SIM de la compañía de origen, y para poder solicitar la liberación del aparato se requería la baja del contrato, abonando la penalización de cancelación anticipada sólo si el cliente no había cumplido el tiempo mínimo o el plan de servicios estipulado.

Si la liberación del equipo no podía ser lograda mediante la empresa prestadora el cliente podía utilizar un servicio de terceros, y pagar para que su aparato sea desbloqueado, por lo general (aunque con excepciones) una cifra inferior a la baja del contrato con la telefónica.

Con el cambio presentado por Claro ahora un usuario podrá prestar, regalar o incluso revender su teléfono celular a otra persona sin importar la compañía de destino, ya que el móvil aceptará tarjetas SIM sin bloqueos.

Gracias a la modalidad de facturación que usan las empresas en la actualidad ya no es relevante para las compañías mantener los smartphones bajo una restricción de bloqueo, ya que aún si el usuario tiene desbloqueado el equipo debe seguir pagando la factura mensual de su abono hasta que se cumpla el período de convenio contractual realizado al momento de la compra. Si el cliente desea la baja anticipada deberá seguir abonando el cargo de anulación contractual, algo que sigue siendo igual pese a que el teléfono no tenga simlock.

Por último los clientes que tengan un móvil desbloqueado desde el momento de la compra obtendrán un beneficio adicional el día que deseen vender su teléfono a un tercero, ya que los aparatos liberados suelen valorizarse más que aquellos que están restringidos para una sola compañía.

Los smartphones adquiridos por medio de un operador telefónico suelen tener un monto de subsidio privado, otorgado por la compañía prestadora, a cambio de un compromiso de permanencia y un plan de servicios mínimo. Esta forma de comercializar los dispositivos hace que compañías como Claro, Movistar y Personal puedan ofrecer el aparato a un precio inferior al de venta libre en los comercios de electrónica.

 

Comentarios

comentarios

Related Posts

¡Alerta! El celular en la cama es más perjudicial para tu salud de lo que te imaginás
Netflix
Aprende a pedirle películas y series a Netflix
Cinco herramientas para acompañar a tu smartphone estas vacaciones
SMS en celulares móviles
Los SMS cumplen años, ¿quieres saber cuántos?
facebook
Sácale el máximo provecho a tu aplicación de Facebook
Facetime en Android
Bloquear contactos en Android es así de sencillo