Google Pixelbook, así es la mejor laptop de Google

nada

En la pasada presentación de Google pudimos ver muchas novedades interesantes. Desde los nuevos Pixel 2, los nuevos Pixel Buds, la renovación de los Google Home, etc. Pero también alguna opción muy interesante como el Google Pixelbook.

El nombre Pixel se extiende por toda la gama de dispositivos de Google. Incluso en su gama de portátiles, una gama que añade un stylus propio. Hablando del stylus, estamos ante un producto ligero y fino. No obstante, no todo es tan maravilloso para el Google PixelBook y sus accesorios.

Google Pixelbook, datos técnicos de la computadora de Google

Las especificaciones del Google PixelBook son las siguientes. Dispone de una pantalla táctil de 12,3 pulgadas y tecnología LCD, con una resolución QHD (2.400 x 1.600, 235 ppp). En su interior encontramos un procesador Intel Core i5  o un i7 de 7ª Generación (depende del modelo que queramos comprar). Lo mismo ocurre con la memoria RAM (8 / 16 GB). El usuario también podrá optar por tres opciones de almacenamiento (desde los 128 / 256 / 512 GB SSD).

Si nos vamos al apartado de conectividad del Google PixelBook, te encuentras con WiFi 802.11ac (2×2), Bluetooth 4.2, dos puertos USB-C 3.0 y un puerto jack de auriculares 3,5 milímetros. Todo ello para soportar Chrome OS como sistema operativo.

Sus dimensiones alcanzan los 289,6 x 221 x 10,2 milímetros junto con un peso de 1,1 kg. Respecto al precio de este dispositivo, todo depende del modelo que queramos comprar, no obstante, su precio puede ser de 999 / 1.199 / 1.649 dólares.

Lo más destacable de este laptop es su sensación general

La sensación en general es muy buena, a falta de probarlo con mayor rigurosidad. Hablamos de un dispositivo con un diseño diferente respecto a otras generaciones. El nuevo Google PixelBook cuenta con un diseño bonito, ángulos en bordes pero con una estética diferente pero llamativa.

Este laptop cuenta con unos acabados de aluminio y cristal, o lo que es lo mismo, más calidad para el usuario final. Una sensación en mano mucho mejor que el plásticosin perder la ligeresa. Obteniendo así un resultado muy minimalista que tan de moda se encuentra últimamente. Por último, es destacable señalar que el proceso para pasar de portátil a tablet se produce con naturalidad, esto significa que las bisagras del dispositivo no oponen resistencia.

Disponemos de un teclado que prácticamente no sobresale de la carcasa, un touchpad ligeramente más pequeño que sus competidores (MacBook o Flip S). Pero lo que más me gustó fue la pantalla táctil de este dispositivo. Trasmite una experiencia extraordinaria. El ajuste del brillo es excelente, pero lo mejor es al conectar el teclado. En ese momento, el teclado de pantalla se desactiva, evitando toques accidentales por parte del usuario.

Algo que llama la atención con respecto a otras propuestas de convertibles o portátiles es un teclado que apenas sobresale del chasis. Aquí nos topamos con las preferencias de cada uno dado que no siempre se prefiere que sea así, pero la verdad es que está en la justa medida como para identificar las teclas a ciegas y que la presión sea la adecuada. Probamos a teclear y sin problemas, ni echamos en falta altura de las teclas ni sensibilidad a la presión.

Lo que no me genera la misma sensación extraordinaria del PixelBook

El touchpad es algo menor en proporción que el que vemos en portátiles como el MacBook o el Flip S, y también transmite una sensación de calidad menor. Funciona bien tanto a la hora de los clicks como de los gestos, pero la sensibilidad táctil es algo inferior a otros ordenadores como los otros que también optan por aluminio (y no integra sensor de huellas).

La pantalla también es táctil y en este sentido tuvimos buena experiencia. Buena sensibilidad y buena respuesta en general en cuanto al ajuste de brillo automático, y cuando ponemos el modo tablet el teclado se desactiva inmediatamente evitando toques accidentales.

Además, el Google Pixelbook tiene una tecla exclusiva para Google Assistant. Un par de puertos USB tipo-C, por lo que si sueles trabajar con accesorios, necesitarás un adaptador. Quizás, sea el punto a pagar por culpa del diseño y su delgadez. Pero probablemente, el mayor problema de este dispositivo sea su software.
No todos los desarrolladores adaptan sus apps a Chrome OS. Esta computadora o convertible no es para todos los públicos. Esto lo limita en gran medida el software. Si vas a usar Netflix, YouTube, navegar por Internet, revisar el mail, etc. puede que sea tu equipo con algún “pero”. No obstante, si buscas productividad, hay mejores opciones en el mercado. Sobretodo gracias a Windows 10 y macOS High Sierra.

Distribución y precio, las asignaturas pendientes

Otro punto en contra es la distribución. A día de hoy, solo sabemos que los Google Pixelbook solo venderán en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. No sabemos nada si llegará al resto de Latinoamérica o Europa. Todo es cuestión de gustos o necesidades, pero con un precio a la par de la competencia pero con menos potencial de software, Google ya tiene su propuesta en el mercado. Sólo las ventas dirán si van (o no) en la buena dirección.

Comentarios

comentarios

Related Posts

Android 8.1 O en celulares antiguos
¿Tendrá tu celular Android 8.0 Oreo? Descúbrelo
barra búsqueda en Android
Personaliza tu barra de búsqueda en Android
Google Files Go, la app para limpiar tu celular
Google Files Go: Una app para liberar espacio en tu Android de manera inteligente
Google Lens
¿Qué es Google Lens y cómo funciona?
Evento de Google
Cómo reforzar la seguridad con Google
Chromecast
5 apps para enviar contenido de tu Android a Chromecast