Slack, la app de moda que quiere acabar con el e-mail

nada

[dt_gap height=”10" /]

El correo electrónico es ya un veterano de la era digital. Y como tal son muchos lo que le han decretado un triste y solitario final, aunque por el momento todos (a veces de mala gana) lo seguimos usando. ¿Por qué? Porque con el auge del trabajo colaborativo y la conectividad full time que nos impone internet, la comunicación con nuestros equipos de trabajo se hace casi 24/7: en todo momento y en todo lugar, más allá de horarios y distancias.

Sin embargo, a todos nos molestan esos mails interminables de algún jefe o de un compañero que, con mucha energía pero poca empatía, abarrotan nuestra casilla. Ni hablar si cada uno de los miembros de un grupo se dedica a responder esos mails. De allí al caos y al fracaso del objetivo laboral que te habías impuesto hay solo un paso.

Con todo esto quiere acabar Slack, la app de moda en el mundillo tech, orientada al segmento corporativo donde el trabajo en equipo y on line es el mismísimo evangelio.

 

¿Pero qué es Slack?

slackBásicamente es un gestor de tareas y conversaciones, para instalar tanto en móviles como en dispositivos de escritorio (yo me quedo con lo primero). ¿Y por qué es LA gran cosa que la que se habla TANTO? Bueno, tampoco tanto, pero sí está cosechando muchos elogios en el ambiente entrepeneur que tanto gusta de la innovación. Y también está juntando unos buenos dólares: aquí se habla de 160 millones en su última ronda de inversores.

Más allá de los números de la burbuja financiera, Slack tiene usuarios reales. Su fundador, Stewart Butterfield (el mismo de Flickr), dice que tiene unos 200 millones en el mundo anglosajón (uhmmmm…). Entre los de habla hispana recién está extendiéndose aunque la aplicación aún está lejos de tener su versión en español.

Pero volvamos al por qué de su fama repentina, que en definitiva es lo que importa. Slack nos ahorra una buena cantidad de tiempo y de dolores de cabeza porque evita que andemos saltando de aplicación en aplicación, y de notificación en notificación, cuando estamos manteniendo conversaciones y compartiendo archivos con nuestros equipos de trabajo. Hablamos de equipos porque podemos crear en Slack tantos como queramos. Por ejemplo, en SoyTecno tenemos uno para las notas que queremos escribir, otro para hablar de la programación del sitio y otro del diseño. También un cuarto que nació para no aburrirnos tanto de trabajar ? al que llamamos “Se viene el asado” ??.

En Slack podemos integrar todas las otras aplicaciones que usamos a la vez con la misma gente: Whatsapp, Hangouts, Twitter, Trello, Calendar… Así integramos todo en una sola herramienta, como si fuera una pizarra de la oficina donde figure todo lo urgente e importante que cada equipo (y cada miembro de cada equipo) debe conocer. La versión gratuita permite sincronizar hasta 5 aplicaciones externas, un número que parece escaso pero que al menos nos evita interactuar en esas 5 apps al mismo tiempo. Para mi gusto le falta la manera de integrar Skype, pero nadie es perfecto.

slack

En Slack, como dijimos, podemos crear diferentes “canales” para mantenernos conectados solo entre los involucrados en esa tarea. Por ejemplo, en el de “notas” de SoyTecno participan solo los redactores y editores, sin molestar a diseñadores, programadores o al área de marketing / comercial, que a su vez tienen sus propios canales donde pueden o no participar editores y redactores si es necesario (y si son invitados como usuarios).

Además, Slack nos permite mantener conversaciones privadas con otros miembros en forma individual (otra vez evitamos mandar molestos mails). Y una razón más para evitar el correo electrónico: podemos compartir enlaces y archivos de todo tipo: PDF, fotos, videos hojas de cálculo, etc.

 

slack

Todo esto en un marco de simplicidad de uso que lo hace muy amigable para los más resistentes, incluidos algunos en SoyTecno ?. “Estamos creando un nuevo paradigma en la mensajería de oficina”, se viene jactando Butterfield, a quien de arrogante no le gana nadie. Está por verse si su criatura logrará superar el hype (si es solo humo que después se disipa), pero desde acá celebramos esta nueva era en la que la tecnología empieza a facilitarnos también las horas productivas, no solo las de ocio.

Comentarios

comentarios

Related Posts

google maps
Medir distancia es posible con Google Maps
Pocket para guardar artículos y leer más tarde
10 trucos para sacar mayor provecho a Pocket
Aprende a mejorar tu perfil de LinkedIn y consigue el empleo de tus sueños
¿Por qué tu smartphone funciona lento?
¿Cómo hacer para que una imagen pese menos sin cambiar el tamaño?
Lingokids, la app con la que tus hijos aprenderán ingles mientras juegan